miércoles, 22 de diciembre de 2010

Metodología de la enseñanza de la educación de adultos

El presente documento tiene por misión proponer algunos elementos metodológicos y didácticos para diseñar una pedagogía de la educación de adultos. Hablamos de metodología en el entendido de que ella constituye una estructura lógica de la enseñanza, más que de las características técnicas de las mismas, para las cuales utilizaremos el concepto de didáctica. Esta distinción es preciso hacerla dado que muchas veces estas dos cuestiones se confunden entre los educadores.

Es necesario distinguir, por una parte, una “metodología de la enseñanza”, que se refiere a la lógica o al método con el cual abordaremos el tema y la acción pedagógica relativa a los adultos, considerando para ello no solo el tipo de enfrentamiento epistemológico que hagamos del problema, sino también las condicionantes que afectan el tipo especial de aprendizaje que realizan los adultos. Por otra, es necesario aclarar que entendemos por “didáctica”, ya que ella hace referencia, a nuestro juicio, a las técnicas e instrumentos que se utilizan adecuadamente para poner en práctica cada etapa lógica de la metodología de la enseñanza de adultos.


De ahí que nuestro esfuerzo esté centrado en estos dos focos: uno metodológico propiamente tal y uno más de carácter didáctico. No obstante esto, queremos dejar constancia que la didáctica no la entendemos sólo como técnicas e instrumentos de enseñanza, sino que también le podemos dar una connotación de metodología, de lógica de la enseñanza, o de método, es decir, la podemos comprender como un concepto más extenso que el utilizado por nosotros en esta ocasión. No obstante ello, para efectos de este trabajo, la comprenderemos en un sentido más restringido, como el ya descrito, para insistir en la necesidad de que los profesores y profesoras distingan con claridad el método pedagógico, de la técnica y los instrumentos pedagógicos.

¿Cómo describimos la educación de adultos?

Existen innumerables textos y documentos para definir, describir, clasificar y operacionalizar este concepto. Cada lectura implica agregar nuevos condimentos a un concepto que por si mismo es complejo y variado, no solo por las variables que contempla (etapa de edad, escolaridad o no escolaridad, analfabetismo, formalidad institucional o no, calificación profesional o técnica, educación a nivel superior universitario, sexo, etc.), sino por las diferencias con las cuales ella ha sido asumida y valorada institucionalmente. Ha existido desde un apoyo débil, realizado mas bien por el que dirán las estadísticas internacionales, hasta programas que se asumen cono retos propios a la nación entera (especial relevancia han tenido los programas nacionales de alfabetización de adultos).

Sin embargo, pese a ello, sobreviven algunos elementos a cada uno de estos intentos de comprensión del concepto de educación de adultos, que nos gustaría enunciar y describir a continuación:

1.- Debe ser una educación eminentemente participativa, es decir, el adulto debería ser uno de los gestores de su propio aprendizaje, es decir, debería tener participación en la definición de las necesidades y aspiraciones educativas que le conciernen. La expresión de sus necesidades educativas y aspiraciones personales, sociales y laborales parecieran ser el primer paso de un diagnóstico educacional sobre los alumnos adultos que se quieran atender.

2.- Debe ser una educación de autoconstrucción activa del logro de nuevos aprendizajes. Cada adulto debe investigar en la realidad, para desde ahí construir sus propias estructuras de conocimientos, afectos y competencias.

3.- Debe ser una educación cuyo aprendizaje puede ser enfocado individual o grupalmente, pese a que la tendencia ha sido tratarla como una educación eminentemente grupal. Cada adulto debe elegir de acuerdo a sus capacidades y condiciones de aprendizaje (entre los cuales no hay que dejar fuera el gusto y comodidad que el adulto tenga por un tipo u otro de aprendizaje) y no debe prevalecer un enfoque por sobre otro. Si hablamos de que todo curriculum diseñado para los niños debe considerar la diversidad, mas aún debemos considerarlo para los adultos, que ya tienen sobre si definiciones e historias existenciales muy diversas entre unos y otros).

4.- No obstante lo anterior, toda educación de adultos debe promover el trabajo en equipo ya que gran parte de la vida y el trabajo contemporáneo se realizan en grupos colaborativos que pueden o no competir con otros. Pero la fuerza sinergica se obtiene del trabajo en equipo y no del trabajo individual. Esto implica que 2 + 2 son 5 (considerar el viejo dicho “la unión hace la fuerza”) y no solo 4, aunque muchas veces puede resultar que el mal funcionamiento de un equipo nos lleve a que 2 + 2 son 3 y no 4 o 5.

5.- Debe estar dirigida a la formación integral del adulto, como persona que interactúa en un medio social, económico y cultural que se constituyen en elementos condicionantes de su propia realidad de vida.

6.- Debe, además, proporcionar competencias básicas para desempeñarse adecuadamente en el mundo laboral. Habilidades entre otras.

7.- Debe intentar ayudar a resolver problemas vitales

8.- Es una educación que se logra mediante diversas tentativas (capacidad de error)

9.- Debe ser una educación que motive y resfuerce los adelantos en el aprendizaje y desarrollo del adulto, por muy pequeños que estos sean.

10.- Es una educación que debe recurrir siempre a la comprobación, al mostrar en la práctica, para hacerse creíble frente a la desconfianza anidada en los adultos, especialmente los con fracasos escolares reiterados o profundos.

¿Cuales son las vías de adquisición de conocimientos que utilizan los adultos?

Las mismas que los niños. Conocimientos, habilidades y actitudes.

• La Vía Intelectual o Cognitiva (sensación, percepción, imagen, concepto, intuiciones)

• La Vía Sensorio motriz (utilización de los sentidos)

• La Vía Afectiva (sentimientos y emociones)

En la práctica, ¿cómo aprenden los adultos?

Pirámide de experiencia:

Simbolos verbales
Simbolos visuales
Imágenes fijas
Filmes
Televisión
Exposiciones
Excursiones y visitas
Demostraciones
Experiencias dramatizadas
Experiencias inventadas
Experiencia directa útil

Metodología de la enseñanza de adultos: etapas claves

Explorar,
Escuchar,
Preguntar,
Leer y escribir
Recitar
Repasar
Clasificar y relacionar
Diseñar para innovar

¿Cuáles son las condicionantes obstaculizadoras mas frecuentes en el aprendizaje de los adultos?

• Bloqueo emocional por experiencias de vida, especialmente escolares de base.

• Temor al ridículo por cambio de imágenes a los cuales se está habituado (desde sí mismo y desde los otros).

• Incapacidad para el asumir lo nuevo, el cambio y la incertidumbre como condición humana.

• Utilización de una pedagogía inadecuada (metodología, técnicas e instrumentos). Poca flexibilidad espacio temporal.

• Falta de perspectivas de utilidad de lo aprendido o lo por aprender (los tiempos se acortan, a diferencia de la niñez y adolescencia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada